Redes Sociales Internas, siete consejos


Hace algún tiempo nos llamó una empresa constructora para solicitarnos apoyo en la gestión de las comunicaciones internas, Una de sus principales demandas era la creación de un "Facebook interno" que integrara a todos los colaboradores de la compañía de una forma moderna y dinámica. La primera pregunta nuestra fue ¿Cómo se relevó esta necesidad? la persona a cargo de la CI nos respondió que "en realidad es un gerente el que tiene este idea fija desde hace bastante tiempo".

Cuidado con este tipo de situaciones, ya que no todas las empresas tienen una cultura interna preparada para abordar un proyecto de redes sociales internas, sobre todo en Chile donde prima todavía un estilo conservador en materia comunicativa. En todo caso, hay una cosa bien clara, como las Intranet ya son un recuerdo del pasado las RSI surgen para quedarse en el mundo de las comunicaciones internas, más que nada por la penetración que hoy tienen las redes sociales.

¿Qué elementos hay que tomar en cuenta para saber si es factible abordar o no una iniciativa como éstas?

1. Las empresas más aptas para este tipo de herramientas son aquellas que tienen culturas más bien participativas, y en las cuales ha existido un desarrollo sostenido y gradual de recursos digitales (Intranet colaborativa, Communicator, blogs, etc.). Si hay antecedentes previos, el proceso de adaptación siempre será más fácil.

2. Se requiere una alta masa de colaboradores conectada. No tiene mucho sentido que se implemente una RSI si existe una cantidad importante de trabajadores que no tienen acceso a Internet (incluso puede ser un detonante de segregación y rechazo).

3. Es recomendable siempre preguntar antes a los colaboradores que se planea implementar una RSI, ellos siempre agradecerán que se les escuche. Además esta instancia puede ser generadora de nuevas ideas.

4. El área a cargo debe planificar en forma estratégica el nuevo medio (sentido estratégico, objetivos de comunicación, plan táctico, implementación, seguimiento y evaluación) y asignar los recursos humanos necesarios para su administración.

5. Antes del lanzamiento a gran escala es aconsejable hacer un piloto para evaluar bien la potencial respuesta y ajustar todos los elementos técnicos.

6. Es indispensable que los gerentes y jefes se involucren activamente con el medio, para que así ayuden a los equipos en la masificación de su uso.

7. Como toda herramienta de comunicación, la RSI debe ser constantemente medida para ir evaluando su uso y para certificar que cumple los objetivos que motivaron su creación.